Me fascinan las perras rubias

Pervertida y deliciosa rubia que me legue en el super el día de ayer, como soy un hombre con tan suerte resulta que salia del estacionamiento y me doy cuenta de que esta hermosa rubia necesitaba ayuda con su automóvil, el desperfecto era grave así que le ofresi llevarla a su casa.
Desde que se subió a mi auto esta me puso con la polla bien hinchada ya que iba vestida de un forma muy provocativa, así que en el camino me la fui cantoneando, hasta que termine con ella en mi apartamento disfrutando follármela en distintas poses hasta que la hice gritar de placer.